masaje yoni

El masaje Yoni, la técnica tántrica para la mujer

Masaje Yoni

Hoy vamos a hablar acerca del masaje yoni o masaje del yoni, un tipo de masaje bastante desconocido. Se trata de una técnica de masaje para la mujer que proviene de una corriente esotérica oriental que cuenta con miles de años de antigüedad: el Tantra.

En este artículo conoceremos qué es el masaje Yoni, sus beneficios y cómo se debe realizar.

En Shambala Zen hemos recorrido todos los rincones de Asia para ofreceros la mejor selección de masajes eróticos y las experiencias más exóticas y excitantes. Descubra en nuestra carta de masajes una variedad de masajes eróticos para mujeres, donde se emplean técnicas tántricas traídas directamente desde la India para usted.

¿Qué es el Masaje Yoni?

Uno de los masajes que forman parte del abanico de variedades del sexo tántrico es el masaje del yoni, que centra su atención en el órgano sexual femenino. Este masaje tiene como finalidad alcanzar una mayor relajación y un mayor placer, así como el disfrute del momento.

Al conocer el Tantra en la India, resulta muy inspirador el concepto de sexualidad sagrada. Es una idea antigua que se pierde en las culturas occidentales. Destaca especialmente la idea de acercarse al cuerpo de una mujer, en particular a su vagina, con un sentido de adoración.

La vagina se llama yoni en sánscrito y se traduce libremente en “un espacio sagrado”. En la filosofía Tantra, nos acercamos a la vagina desde un lugar de máximo amor y respeto. El masaje yoni es una práctica que intenta honrar verdaderamente a una mujer, darle placer desinteresado y explorar el lado sagrado de nuestra sexualidad.

 

Por otra parte, el órgano sexual masculino recibe el nombre de lingam. Puedes conocer más al respecto en nuestro post sobre el masaje lingam.

 

El masaje yoni es, por tanto, una práctica tántrica que ayuda a las mujeres a liberar las tensiones y a disfrutar del sexo más allá del orgasmo. No se trata simplemente de alcanzar el orgasmo. El objetivo es sentir más y más placer en forma de olas de orgasmos múltiples a lo largo del masaje. De esta manera, permite despertar la autoconciencia de la mujer y ayudarla a encontrar la claridad espiritual. Por último, la práctica del masaje del yoni se puede llevar a cabo aisladamente o como parte del juego previo para hacer el amor.

 

masaje yoni

El masaje Yoni, la técnica tántrica para la mujer

 

Beneficios

Son múltiples los beneficios obtenidos, a nivel físico, mental y espiritual:

  • El masaje Yoni permite a la mujer explorar lentamente su cuerpo de una manera más sensual.
  • También puede ayudar a las mujeres que tienen dificultad para alcanzar el orgasmo, o se sienten incapaces de lograr múltiples orgasmos. Permite adquirir mayor conocimiento, consciencia y control sobre el propio cuerpo.
  • Puede ser muy terapéutico para aquellos que han sufrido un trauma sexual en su pasado, porque el enfoque y la técnica consisten en dar a la mujer, hacerla sentir amada, apreciada, adorada y honrada.
  • Favorece la liberación de bloqueos emocionales y tiene efectos positivos sobre la autoestima. Aumenta la conciencia sexual y favorece el crecimiento espiritual.
  • Mediante la relajación, ayuda a la eliminación del estrés y la ansiedad.
  • A nivel físico, con este masaje puede reducir el dolor pélvico, debido a la liberación de tensión en el músculo pélvico que se produce. También mejora la lubricación y la circulación sanguínea alrededor de la vagina.

Cómo realizar el Masaje Yoni

1. Preparar el escenario.

Como debes hacer al explorar todas las cosas nuevas, comienza con una mente abierta, un corazón abierto y sin juzgarte a tí misma ni a tu cuerpo. Acuéstate sobre tu espalda en un lugar cómodo con una almohada debajo de las caderas, las rodillas hacia arriba y los pies en el suelo. Ten a mano tu aceite de masaje favorito, preferiblemente con tacto sedoso y aroma sensual.

2. Conectarse a la propia respiración.

El trabajo de respiración es un elemento clave en cualquier práctica de Tantra. Una de las técnicas más usadas consiste en restringir la parte posterior de la garganta, y concentrarse en el sonido de susurros que se produce durante la inhalación y la exhalación. Se deben mantener durante el masaje las respiraciones profundas, lentas y audibles.

Esto te conecta con tu cuerpo y te mantiene alejado de tu cabeza, y ayuda a difundir la energía orgásmica en todo tu cuerpo. No queremos la energía solo en tu clítoris. Este tipo de respiración profunda puede ayudar a mover esa energía del yoni a todas las partes de su cuerpo.

3. Calentamiento.

Si bien la estimulación del clítoris es un gran juego previo para las relaciones sexuales, también un masaje corporal o un masaje de pecho tántrico es un gran calentamiento para el masaje yoni. El objetivo aquí es relajarse y construir lentamente la excitación.

Comienza con un poco de aceite en el vientre y masajea suavemente allí. El vientre es un área del cuerpo de la mujer que a menudo se pasa por alto, pero tiene muchas terminaciones nerviosas. Masajea la caja torácica, entre los senos y la parte inferior del abdomen.

Una vez que el cuerpo comienza a responder, rodea lentamente los senos antes de rodear la aureola; no toques los pezones todavía. Una vez que su cuerpo responde más, comienza a estimular los pezones alternando entre los círculos y los pellizcos ligeros, y entre los toques ligeros, medios y fuertes.

De esta manera lograremos preparar el cuerpo adecuadamente para recibir el masaje yoni.

Técnicas

Tras el calentamiento, veremos cuáles son las principales técnicas para realizar el masaje yoni.

1. Rodeando.

Haz un círculo alrededor de la punta del clítoris con la punta de tu dedo para activar la excitación, variando de círculos más pequeños a círculos más grandes. Varía la presión de más ligera a más intensa.

2. Empujando y tirando.

Empuja hacia abajo el clítoris y haz pequeños movimientos de empuje y tracción, y luego desliza el dedo hacia abajo por el clítoris. Haz esto también en ambos lados, teniendo en cuenta que algunas mujeres son más sensibles en una parte del clítoris que en otra.

3. Tirando y rodando.

Para tirar del clítoris, sepárelo suavemente del cuerpo sujetándolo por los lados y tirando de un lado a otro. También puedes moverte hacia abajo y tirar de los lados de los labios. Mantenga los diferentes movimientos desde la parte superior del clítoris hasta los labios. Para hacer rodar el clítoris, empieza por sostenerlo entre el pulgar y el índice, como si estuviera haciendo un pequeño movimiento de violín con los dedos.

4. Pequeños toques.

Usando uno o más dedos, toque el clítoris en diferentes ritmos, de rápido a lento para saber a qué responde el cuerpo.

5. Masaje del punto G.

Para encontrar el punto G, dobla tus primeros dos dedos en forma de C y deslízalos dentro de la vagina. Busca un pedazo de piel suave y esponjosa detrás del clítoris. Puedes masajearlo haciendo un movimiento aquí con tus dedos curvos. Varía entre movimientos rápidos y lentos. También puedes hacer cosquillas en el clítoris simultáneamente en la punta o ejercer presión sobre el hueso púbico.

Asegúrate de mezclar todo lo anterior y estimular el clítoris de varias maneras, al mismo tiempo que involucras el punto G y los pezones.

Prolongando el placer, ¿cómo hacerlo?

El objetivo es llegar al borde del orgasmo una y otra vez. Cuando el cuerpo parece listo para explotar, disminuye o retira el estímulo y luego vuelve a construirlo para crear múltiples olas de orgasmos en lugar de uno solo.

Durante los períodos de enfriamiento, coloca tu mano en el corazón para ayudar a mantener el cuerpo conectado a tierra y sintiendo energía amorosa. Luego, vuelve a aumentar la excitación hasta el borde del orgasmo, y de nuevo retrocede y disminuye la velocidad.

Cuanto más prolongados sean los juegos previos o los de ida y vuelta, más placer se experimentará durante el masaje yoni.